Con 241 votos afirmativos, sin votos negativos y tres abstenciones, la Cámara Baja dio media sanción al proyecto de Sergio Massa. Fernando Iglesias denunció que «lo agredieron en uno de los pasillos».

En una maratónica sesión y con un fuerte apoyo de la totalidad de los bloques políticos, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Sergio Massa que lleva el mínimo a 150.000 pesos. Ahora deberá ser tratado por el Senado

Costo fiscal vs. rédito electoral. La elevación a $ 150 mil del piso a partir del cual se comienza a pagar el Impuesto a las Ganancias, que no equivale a una modificación del Mínimo no Imponible, genera un costo fiscal cercano a los $ 47 mil millones, una cifra mayor al cálculo inicial por la incorporación de otros ítems como la exención del aguinaldo, viáticos y de horas extras del personal de salud.

Con la incorporación de la cláusula de la retroactividad del beneficio al 1° de enero, se estima que para el mes de mayo los trabajadores que queden por debajo del piso recibirán la devolución de lo que no correspondía retener. El primer cálculo que se hizo en el oficialismo tenía en cuenta la devolución en promedio de unos 8 mil pesos por trabajador si se tomaban en cuenta los tres primeros meses del año pero como la norma va a ser aprobada en forma definitiva por el Senado en abril, la cifra a percibir en mayo será proporcionalmente mayor, con el consiguiente impacto en el bolsillo.

En tiempos de la segunda ola de covid, el Gobierno se aferra a valorar este beneficio en clave electoral, como una de las pocas variables económicas favorables, que se suman a las complicaciones en la vacunación que no lograron ser resueltas hasta el momento. La perspectiva es que al menos un tercio del costo fiscal se recuperará a través de la reactivación económica y el vuelco al consumo, aunque también está en carpeta el tratamiento del proyecto para modificar las alícuotas de Ganancias para las empresas, que no cuenta con el consenso de la iniciativa que impacta en los trabajadores pero que podría significar la recuperación de una cifra similar a las arcas del Estado.