Día de los Valores Humanos en Argentina

El 29 de julio de cada año se conmemora el Día de los Valores Humanos que tiene como motivo regular la conducta, superación y dignificación moral y espiritual de cada persona. Se sancionó mediante la Ley 25.787 en 2003.

A través de esta regulación se dispone que este día se impartan en todos los establecimientos educativos del país clases alusivas, destinadas a exaltar el significado de los valores que dignifican y ennoblecen las relaciones humanas. El concepto de valores humanos abarca todos aquellos bienes universales que vamos adquiriendo, asimilando y transmitiendo en nuestra vida y que nos motivan en nuestras decisiones cotidianas, ayudándonos a nuestra autorrealización y perfeccionamiento.

La sanción de esta ley surge a partir de que en la última dictadura militar, se practicó una violación masiva y sistemática de los derechos humanos fundamentales, a través del aparato organizado del poder, que actuó bajo la forma del terrorismo de Estado. El objetivo de esta ley es que lleve a los argentinos a reflexionar sobre aquellos principios y sobre el carácter moral que contribuyen a la autorrealización de las personas y de las sociedades, como así también a una valoración espiritual.

Algunos valores son: respeto, tolerancia, decencia, objetividad, coherencia, entre otros.

Día de la Cultura Nacional
En julio de 1957 muere en Buenos Aires el escritor y profesor universitario Ricardo Rojas, nacido en la provincia de Tucumán en 1882. Autor de grandes obras como, “Blasón de plata”, “El Santo de la Espada” y “El profeta de la pampa”, entre otras.

En 1982, 25 años después de su muerte, un decreto presidencial instituyó esta fecha en su conmemoración. Así es, que el 29 de julio, es recordado como el Día de la Cultura Nacional.

El concepto de Cultura Nacional resulta muy interesante, se lo puede relacionar tanto con aspectos políticos y sociales, como así también con los orígenes históricos de la Nación. De modo que la Cultura Nacional tiene que ver con la formación de una identidad y de un sentimiento de pertenencia que sirva para unir los miembros de una sociedad en base a determinados símbolos o creencias fácilmente reconocibles.