El Poder Ejecutivo Provincial presentó en la Cámara de Diputados un proyecto de Ley para asegurar el cumplimiento de las obligaciones del Estado, garantizar derechos esenciales y asistir al sistema de salud en la pandemia. El presidente de la Cámara de Diputados, Angel Giano, valoró la iniciativa que procura un esfuerzo colectivo y solidario en base a quienes más ganancias han tenido y tienen mayor capacidad contributiva.

La última semana el gobernador Gustavo Bordet ingresó a la Cámara de Diputados de Entre Ríos un proyecto de Ley que declara hasta el 30 de junio de 2021 (prorrogable por única vez por 180 días) el estado de emergencia pública en materia económica, sanitaria, administrativa y previsional por un año, aplicada a los tres poderes, municipios adheridos al sistema previsional, entes descentralizados, autárquicos, autónomos, empresas y sociedades del Estado.

«Es una ley progresista que claramente busca la solidaridad”, expresó Giano. Además, el representante del Poder Legislativo explicó que también «pretende la centralización del aumento de los haberes en manos del Poder Ejecutivo en base a paritarias que se acuerde con los gremios, porque hay organismos del Estado que tienen regímenes especiales para aumentar salarios a diferencia del Ejecutivo. Por lo tanto, se quiere que, cuando se puedan aumentar los sueldos, el porcentaje sea el mismo para todos los poderes y organismos del Estado».

El proyecto tiene como objetivos:

– Asegurar el cumplimiento de funciones inherentes a la administración pública consistente en el sostenimiento y fortalecimiento del sistema de salud, seguridad, servicios públicos esenciales y el cumplimiento de las obligaciones del Estado.
– A nivel impositivo, procurar un esfuerzo colectivo basado en la capacidad contributiva para superar la crisis económica de la provincia.
– Fortalecer el carácter solidario, proporcional y equitativo del régimen provisional con la finalidad de asegurar la sustentabilidad del sistema.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo aumenta la base imponible para el pago de impuestos de las entidades financieras, modifica la alícuota establecida por el Art. 8 de la Ley Impositiva 9.622 para la actividad de comercio mayorista de medicamentos para uso humano, que quedará fijada en un 4% mientras dure la emergencia dictada. Además, establece que en dicho período se realice un aporte extraordinario del 10% de Impuesto Inmobiliario Anual, aplicable a los inmuebles de la planta 6 y 7 de una superficie igual o superior a las 1.000 hectáreas.

El proyecto de Ley establece, en el marco de la emergencia declarada, los porcentajes de los aportes personales, calculados sobre el total de la remuneración liquidada al personal en actividad quepercibn mas de $ 75000, orientados a reforzar el carácter solidario del sistema y requiriendo un esfuerzo temporal por parte de los aportantes con mayores recursos.

Asimismo, se determinan los aportes solidarios, calculados proporcionalmente al nivel de ingresos, a detraer sobre el monto total nominal liquidado a cada uno de los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones y Pensiones provincial que perciben más de $ 75000, con el fin de cubrir el déficit previsional.

“Las medidas que se proponen obedecen a un propósito de justicia contributiva y tributaria, resultando razonables las restricciones que eventualmente pudieran imponerse en función de la entidad de la crisis que busca superarse”, se afirma en el texto presentado.

Inmobiliario rural (mas de 1000 hectáreas)

El impuesto a la tierra está fijado en el artículo 9° del proyecto. Se aplicará un aporte extraordinario equivalente al 10% del Impuesto Inmobiliario anual para las superficies de mil hectáreas en adelante. Según el Gobierno, el 3 por ciento de las partidas en toda la provincia. Es decir, el 97 por ciento quedará exento de ese aporte extraordinario.

El artículo 10°, finalmente, ordena que quedan suspendidas durante la vigencia de la norma, las facultades que por cualquier normativa hayan sido atribuidas al Poder Legislativo, al Poder Judicial, a los entes descentralizados, autárquicos, autónomos, empresas y sociedades del Estado para el incremento de haberes cualquiera fuera el concepto o denominación, por fuera de lo que pudiere acordarse en el marco de las paritarias de la administración central.

Incremento de los aportes personales al sistema previsional

Uno de los puntos claves del proyecto apunta a sostener el sistema previsional. El tema de la Caja de Jubilaciones fue anunciado por el Gobernador ante la Asamblea Legislativa. En Casa de Gobierno aseguraron que era uno de las reformas primordiales para este año, hasta que llegó la pandemia del Covid-19.

El incremento de los aportes personales al sistema previsional que la iniciativa contempla, plantea el siguiente esquema: quienes tengan un salario hasta $ 75.000, los aportes personales serán del 16%; desde $ 75.001 a $ 100.000, 18%; desde $ 100.001 a $ 200.000, 20%; y desde $ 200.001 en adelante, 22%.

En cuanto a los aportes extraordinarios, calculados en forma proporcional al nivel de ingresos, el esquema es el siguiente: desde $ 75.001 a $ 100.000, aporta 4%; desde $ 100.001 a $ 200.000, 6%; desde $ 200.001 a $ 300.000, 8%; y más de $ 300.001, 10%.

De este modo, la Caja de Jubilaciones ahorraría unos 2.200 millones de pesos anuales.

Entidades Financieras -Mayorista de medicamentos

El artículo 7º establece que por el período que dure la emergencia, el artículo 160º del Código Fiscal quedará redactado de la siguiente forma: “Para las entidades financieras comprendidas en la Ley Nº 21.526 y sus modificatorias, la base imponible estará constituida por el total de la suma del haber de las cuentas de resultados, no admitiéndose deducciones de ningún tipo”.

El artículo siguiente modifica la alícuota al comercio mayorista de medicamentos para uso humano, esto es el sector farmacéutico, la que pasará del 1,5 al 4% mientras dure la emergencia.