En declaraciones periodísticas, el secretario de Políticas de Salud y Bienestar, Guillermo Zanuttini, desarrolló un mapeo de la situación epidemiológica, dinámica y cambiante, a causa de la extensión de la pandemia de coronavirus y sus nuevas variantes.

Señaló que «las medidas que se tomaron el fin de semana se vienen evaluando semana a semana en la provincia y en toda la región de América Latina y el Caribe, en virtud del avance de la pandemia y de las implicancias y connotaciones que lleva, donde el impacto es enorme en muchas áreas».

Al dar un panorama de la situación, indicó que «lo que observamos nosotros en las últimas semanas es la extensión del coronavirus y de las nuevas variantes sobre todo, a lo largo y ancho de la provincia. En este sentido todas las semanas emitimos un informe que queda a consideración del gabinete provincial y del Ejecutivo, particularmente del gobernador, para que en esta evaluación que es dinámica y cambiante y que no nos podemos dormir, se tomen las medidas necesarias”.

“La última semana tuvimos la mayor cantidad de casos, un promedio diario de más de 530, después de lo que fue la primera semana del año, en enero, donde habíamos registrado diariamente entre 15 a 20 casos”.

Zanuttini observó que en los 14 meses de pandemia, los centros de salud, hospitales, consultorios, clínicas y sanatorios de salud evidencian el cansancio por la carga en la demanda de esta enfermedad. “El confinamiento inicial masivo, en abril, mayo y junio del año pasado, nos permitió ordenar y formar al recurso humano en el abordaje, con los conocimientos que teníamos en ese tiempo”, analizó.

Por otra parte, expuso: “En las últimas semanas la particularidad es el ingreso a las terapias intensivas de población cada vez más joven por lo que uno supone que en esto tiene que ver el impacto de la vacunación en la población más añosa de la provincia”.

A esto se suma otro dato: “La evolución clínica de las formas moderadas y graves de la enfermedad es más rápida en población joven sin factores de riesgo previos”.

Asimismo el funcionario consideró que la circulación de las nuevas variantes puso en tensión a las unidades de terapia intensiva que, en algunas de las regiones de la provincia, registró una ocupación de camas por encima del 80 por ciento.