Surge de un informe difundido hoy por el Ministerio de Salud, tras contabilizar las primeras 32.013 dosis aplicadas.

Las cartas comenzaron a ser echadas en la Campaña Nacional de Vacunación contra el COVID 19, que se inició en las últimas horas en todo el país, y ya comenzaron a surgir los primeros reportes estadísticos de efectos adversos a algunos de los trabajadores de la salud que recibieron su primera dosis de Sputnik V.

Desde el gobierno comunicaron esta tarde que se han notificado, hasta las 23.59 hs del 30 de diciembre del 2020, al Sistema Integrado de Información Sanitaria de Argentina (SIISA) 317 ESAVI (efectos adversos) posteriores a la vacunación tras la aplicación de 32.013 dosis reportadas en el Registro Federal de Vacunación Nominalizado (NoMiVac).

El 44,2% de los ESAVI reportados corresponden a personas con fiebre cefalea y/o mialgias iniciadas 6 a 8 horas después de la vacunación.

Estos efectos están relacionados con la vacuna Sputnik V. Dentro de las reacciones esperables, se pueden presentar: dolor en el sitio de inyección, hiperemia, hinchazón. También reacciones sistémicas: síndrome pseudogripal de corta duración de inicio dentro de las 24 a 48 horas (caracterizado por escalofríos, fiebre, artralgia, mialgia, astenia, malestar general, cefalea) o menos frecuentes síntomas gastrointestinales (náuseas, dispepsia, disminución del apetito). Estas reacciones tienen una duración promedio de 24 hs.

Además informaron que 18 de las 24 jurisdicciones han notificado ESAVI al SIISA. El 99,3% de los eventos reportados fueron leves y moderados, que no requirieron hospitalización y evolucionaron con recuperación completa.