El Gobierno bonaerense definió las posibles fechas para el inicio de la temporada y delineó las condiciones en los ingresos a los municipios de la costa atlántica. Seria el 1° de diciembre se busca que el período de vacaciones sea “extendido” para evitar aglomeramientos de personas. Se acordó también cómo funcionarán los hoteles, las estaciones de servicios, los establecimientos gastronómicos, los balnearios y los paradores.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, encabezó ayer viernes un encuentro con intendentes de la costa atlántica en el que se definieron los protocolos de la temporada de verano, que intentarán que sea «la mejor posible» pese al coronavirus.

Del encuentro también participaron el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; la vicegobernadora Verónica Magario; la ministra de Gobierno, Teresa García; y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, quienes se comunicaron con los jefes comunales de manera virtual.

En la reunión se definieron las posibles fechas para el inicio de la temporada y se delinearon las condiciones en los ingresos a los municipios, así como también los procedimientos de control para el cumplimiento de los protocolos establecidos.

«Entendemos que es importante dar certezas para poder proyectar y planificar la temporada, y para eso también necesitamos trabajar de manera conjunta y coordinada», sostuvo Costa. Por otra parte, se acordó cómo funcionarán los hoteles, las estaciones de servicios, los establecimientos gastronómicos, los balnearios y los paradores, y se evaluaron mecanismos de regulación para medios de transporte, como autos particulares y ómnibus de corta, media y larga distancia.

«La temporada nunca estuvo en duda. Va a ser una temporada atípica, y vamos a trabajar para que sea la mejor temporada posible dada las condiciones epidemiológicas. Queremos ir tomando definiciones para dar certezas», manifestó Costa.

Si bien la gran mayoría de los hoteles de todo el país ya se adaptó a las nuevas circunstancias para poder recibir a los visitantes con los cuidados necesarios en el marco de la pandemia, las autoridades locales establecieron una serie de normas que deberán seguir tanto los establecimientos comerciales como los turistas.

Se analizan  diferentes métodos para controlar el ingreso de la gente a los municipios, como una aplicación a través de la cual los turistas deberán solicitar permiso antes de viajar, la implementación de turnos para circular por las rutas y pautas de distanciamiento en los balnearios, entre otras medidas.

En el Gobierno bonaerense destacan la importancia de las pruebas piloto que hubo recientemente en varias zonas turísticas de Buenos Aires, como los registros en la web de los propietarios en Villa Gesell, Mar Chiquita y el Partido de la Costa o las visitas por 72 horas en varios lugares para controlar el estado de las viviendas de descanso.previo al comienzo de la temporada. Por lo cual posiblemente desde el 1° de noviembre, se autorizará a los no residentes a visitar sus casas por períodos más prolongados para acondicionarlas de cara al verano.

También se definió la confirmación de un comité operativo de temporada para el seguimiento permanente de la situación epidemiológica y se avanzó sobre el operativo de salud con sus distintas instancias para atender necesidades de los veraneantes. Estuvieron presentes en la videoconferencia los intendentes de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro; Tandil, Miguel Ángel Lunghi; Necochea, Arturo Rojas; La Costa, Cristian Cardozo; General Alvarado, Sebastián Ianantuony; Villa Gesell, Gustavo Barrera; Pinamar, Martín Yeza; Mar Chiquita, Jorge Paredi; Tornquist, Sergio Bordoni; San Cayetano, Miguel Cargaglione; Monte Hermoso, Enrique Dichiara; y Carmen de Patagones, José Luis Zara.

NA/Cadena Entrerriana