El juez Casanello cerró la investigación en la causa sobre coimas de la constructora brasileña y sus socios locales para hacer dos plantas para AySA.