Desde el primer día de gobierno de la alianza Cambiemos, encabezado por Macri , la Asociación Trabajadores de Estado (ATE) enfrentó sus políticas de vaciamiento y el intento de una tercera reforma del estado, moldeada para garantizar los intereses de los grupos económicos en la argentina. Una lucha que durante cuatro años mantuvimos con firmeza poniendo como prioridad no sólo los derechos adquiridos por los trabajadores estatales, sino al mismo tiempo aportó para derrotar las políticas neoliberales y ayudó a abrir un nuevo tiempo de esperanza para nuestro pueblo.

La pandemia vino a profundizar un escenario de crisis económica y social, que nos sumergió en una profunda recesión, veníamos de un descomunal endeudamiento que no garantiza ningún tipo de desarrollo, sino todo lo contrario, sirvió solamente para alimentar una escandalosa fuga de divisas de los sectores más concentrado de la economía.

Este ideario neoliberal transformó las políticas públicas en un instrumento de entrega y sometimiento, que será necesario desmontar en el camino de construcción de un Estado Democrático y Popular.

En ese contexto, desde ATE apoyamos las iniciativas del Ejecutivo Nacional , poniendo como premisa fundacional la lucha contra el hambre y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) . Frente al escenario de crisis sanitaria global, respaldamos priorizar la vida de nuestro pueblo antes que el funcionamiento aceitado de la economía.

En cuanto a la reestructuración de la deuda valoramos la iniciativa de aliviar el peso de la misma sobre las finanzas públicas, insistiendo en la necesidad de investigar la legitimidad del endeudamiento; como así también, apoyamos el proyecto de expropiación de la empresa Vicentin como política de intervención estatal en un sector estratégico para el desarrollo del país.

Por otra parte, reconocemos con entusiasmo la jerarquización de áreas claves del Estado devolviendo el marco ministerial como son los casos de Salud, Trabajo y Ciencia y Tecnología, que han demostrado su centralidad y un amplio consenso social para que desde el Estado podamos superar las consecuencias económicas y sociales que trae aparejada la pandemia. Y somos lxs trabajadorxs estatales los que en muchas situaciones ponemos en riesgo nuestra seguridad para sostener las políticas implementadas.

Pero la idea de la revalorización del estado como garante de las políticas públicas no puede ir acompañado de una precarización salarial.

El plenario de Secretario generales en el día jueves 25 del corriente:

  • Declaramos en estado de Alerta, realizar asambleas informativas en todo el territorio provincial

  • Solicitar urgente Convocatoria a Paritarias

  • Fecha de cobro del pago del medio aguinaldo

  • El pago del bono Nacional de 20 mil en 4 cuotas de 5 mil que no se efectiviza en su totalidad

  • Elementos de Protección Personal para hacer frente a la pandemia

  • Garantizar las Licencias y suplencias para evitar la sobrecarga de los trabajadores

  • Devolución y cese de lo descontado a los trabajadores en grupos de riesgo

Se declara el Estado de Alerta en toda la Provincia. Desde las distintas Seccionales y Delegaciones se continúan con las acciones que permitan el actual contexto, respetando las medidas de distanciamiento y la seguridad de los trabajadores y la población, en el camino a una medida provincial.

Por otro lado expresamos la necesidad de avanzar en la Provincia y la Nación en un sistema tributario progresivo, donde mas paguen los que más tienen. Estamos convencidos de la necesidad de garantizar mayor ingreso de recursos, reclamamos se establezca impuestos a las 114,000 fortunas personales de más de un millón de dólares.

Fuente:ATE Entre Rios