Una masiva fiesta para unas 3 mil personas se celebró este sábado por la noche en la localidad entrerriana de Santa Elena organizada por el intendente, Domingo Rossi, en medio de la suba de contagios de coronavirus en el país.

Según indicó el portal de noticias Análisis, el evento llevó a cabo en el marco de la inauguración de una parte de la obra de la Costanera local.

El intendente Domingo Rossi, utilizando tapabocas, cortó la cinta de esa obra parcial y dio paso al festejo en el cual no hubo distanciamiento social ni se respetaron las medidas de prevención contra el coronavirus.

El escándalo en Santa Elena llega una semana después de una celebración similar organizada en la localidad vecina de Crespo.

Rossi lleva adelante su quinto mandato en el municipio de Santa Elena y fue vicegobernador de la provincia, entre 1987-1991, secundado al entonces gobernador peronista Jorge Busti.

El portal recordó que el jefe comunal «fue condenado por enriquecimiento ilícito tras comprobarse el movimiento de sumas millonarias en dólares, en cuentas de bancos uruguayos, en la década del 90 y casi coincidiendo con la privatización del frigorífico Santa Elena».

Además, destacaron que en la actualidad enfrenta junto a su pareja «otro proceso judicial por cuenta en el Uruguay».

Fuente: Análisis