Ocurrió cuando se dirigía a trabajar al hospital Delicia Concepción Masvernat.

 

Una enfermera que desempeña tareas en Salud Pública, fue asaltada y manoseada por dos malvivientes cuando esperaba el colectivo alrededor de las 6 de la mañana para dirigirse a tomar su turno en el Hospital Delicia Concepción Masvernat. Cuando la mujer concurrió a la Comisaría Cuarta a realizar la denuncia, se descompensó y la fue a buscar su esposo en moto, pero con tanta mala suerte que cuando se retiraban rumbo a su domicilio, fueron embestidos, según dijeron, por un automóvil que era conducido por una persona que estaba con prisión domiciliaria.

Sobre lo ocurrido, Monica Galli, madre de la joven asaltada, contó ante cronistas de EL SOL-Tele5 que: “mi hija se dirigía a trabajar a tomar su turno en el Masvernat porque es mucama en Traumatología, ella entra a las 6 de la mañana, y un rato antes cuando ella estaba esperando el colectivo en Tavella y Teniente Ibañez, se le aparecieron dos tipos, uno de atrás y otro de adelante, la manosearon toda para revisarla, porque le metieron la mano por todos lados para sacarle la mochila, el celular y otras cosas, mi hija fue a pedir auxilio a una remisera que está enfrente y ellos la llevaron a la Comisaría Cuarta y cuando ella estaba radicando la denuncia, ella se descompuso y fue el marido a buscarla en la moto pero con tanta mala suerte que cuando salieron de la comisaría los atropelló un auto blanco que era conducido por un preso con prisión domiciliaria que se dirigía al hospital con su mujer”, aseguró Galli.

Posteriormente la madre de la joven asaltada detalló que “luego de que los chocaran, mi yerno tiene golpes en todo el cuerpo y mi hija fractura de Tibia y Peroné. Mañana (por hoy) mi hija va a ser operada. Además, presenta golpes en la cabeza, ya le hicieron tomografía y aunque no salió nada, le van a hacer un seguimiento y quedó internada”, puntualizó Galli.

Fuente: Diario El Sol