Increible pero real, en la pequeña localidad de Estancia Grande los problemas de alguna dirigencia politica están a la orden del día y como dice el famoso dicho «pueblo chico, infierno grande».
Según supo Cadena Entrerriana, los ediles de opisición de poca o ninguna empatía con sus vecinos, decidieron aumentarse 200 por ciento sus dietas.
Decisión poco oportuna cuando se sabe la situación que atraviesan todas las administraciones municipales por la crisis, producto de la pandemia, comprometiendo los recursos del estado municipal.
En este sentido, el presidente municipal Javier Goldin vetó el aumento por su insensibilidad, exorbitancia e inequidad.

CONCEJALES INVOLUCRADOS

En fecha 2 de Julio del año 2020 los CONCEJALES–Judit Nolasco, Lorena Muñoz, José Mangioni y Natalia Almirón- en una sesión viciada de irregularidad, sin contar con las mayorìas legales, pero con la conformidad de la Presidente del Cuerpo –Perla FERNANDEZ– procedieron a fijarse el SUELDO (DIETA) generando un AUMENTO de
mas del DOSCIENTOS POR CIENTO.
Asi de pesos Quince Mil ($ 15.000) que ganaban en forma mensual, pasan a ganar mas de pesos CUARENTA y CINCO MIL ($ 45.000) por sueldo y complementos.
EL último sueldo fue fijado en el mes de diciembre del año pasado, y siendo que en poco mas de seis meses el trabajo que realizan los CONCEJALES es el mismo, con idéntica carga horaria y con concurrencia a sesiones una sola vez al mes, es que resulta inexplicable semejante aumento.
Asimismo, se fijo como sueldo de la Secretaria del Concejo Deliberante, la Sra. Marisa RONDAN en una suma cercana a los NOVENTA MIL ($ 90.000), que incluso es superior en mas de dos veces al tope de lo que perciben los funcionarios del Municipio.

FUNDAMENTOS DEL VETO

Es por ello, que el DEPARTAMENTO EJECUTIVO de ESTANCIA GRANDE, presidido por Pablo Javier GOLDIN, dispuso el VETO de la ORDENANZA, que es el RECHAZO de la fijación de sueldos semejantes.
Para fundamentar el rechazo o veto, se indicó mediante DECRETO Nº 84/2020 que dado la situación económica de muchos sectores por la EMERGENCIA generada por la PANDEMIA-COVID19, como asimismo de la propia del MUNICIPIO que viò disminuidos sus ingresos en mas del CINCUENTA y TRES por ciento -53%- por la retracción de los recursos de coparticipación, a lo que debe sumarse que todos los funcionarios del Municipio aceptaron una disminución de sus remuneraciones con un tope
a sus ingresos, es que se considera la actitud de los CONCEJALES de aumentarse sus remuneraciones y la fijación del correspondiente a la secretarìa del Concejo Deliberante, como insensible y sin ninguna nota de JUSTICIA SOCIAL.
Asimismo, siendo que la fijación de semejantes remuneraciones, genera un severo desequilibrio en el presupuesto, conforme los recursos que se perciben, es que también se veto la ordenanza de fecha 2 de julio de 2020 por ser el aumento que se asignan EXORBITANTE, DESMEDIDO e INEQUITATIVO.