Novedades

Proyecto elaborado por Michel propone suba de escalas en el monotributo

Legisladores kirchneristas de Unión por la Patria presentarán este lunes un proyecto de alivio fiscal para monotributistas diseñado por el massismo.

Según pudo saber ANÁLISIS, al proyecto lo elaboró el ex director de Aduana y ex candidato a diputado nacional entrerriano Guillermo Michel. La iniciativa actualiza los parámetros del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes y permite unificar el pago de Monotributo, Ganancias, IVA y Aportes a la Seguridad Social.

Los legisladores y Michel, arquitecto de la propuesta y mano derecha del exministro Sergio Massa, consideran que la última actualización fue insuficiente teniendo en cuenta la devaluación que sufrió la moneda y hace que muchos monotributistas queden excluidos de la simplificación o tengan que recategorizarse y pagar más, “no por vender más sino por la suba de los precios”.

El proyecto, en lo que se refiere al monotributo, actualiza las escalas a partir del 1º de -en un 67%, promedio- y establece los montos en valores equivalentes a Salarios Mínimos Vitales y Móviles, hoy en 156 mil pesos mensuales, “a los efectos de contar con un parámetro vinculado a los ingresos mensuales de los trabajadores formales”.

El objetivo es evitar que muchos monotributistas queden excluidos de la simplificación a causa de la reciente devaluación e inflación “y tengan que recategorizarse y pagar más, no por vender más sino por la suba de los precios” De ese modo, de aprobarse la iniciativa, los montos máximos de facturación se actualizarán, sin verse modificada la cuota del monotributo, siguiendo el siguiente esquema:

Para la categoría A, la más baja, el monto de facturación vigente en la actualidad, de $2,1 millones, se elevaría a poco más de $3,4 millones, equivalente al valor de 22 SMVM (Salario Mínimo, Vital y Móvil). La categoría B pasaría de un techo de $3,1 millones a otro de $5,3 millones (34 SMVM), y así siguiendo, hasta la categoría máxima, K, en que el monto vigente pasaría de $16,9 millones a $28,1 millones, equivalente a 180 SMVM.

El proyecto propone además la creación del Régimen Simple que Massa impulsó en su campaña electoral.

“El Régimen Simple constituye una opción para el cumplimiento de ciertas obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social, de una manera simplificada y alternativa, y que permite dar un puente para el salto del Monotributo al Régimen General de IVA”, explica el texto que cuenta con el apoyo del diputado nacional Gustavo Bordet.

También suscribieron la iniciativa varios legisladores y dirigentes de Unión por la Patria como Cecilia Moreau (quien había sucedido a Massa en la presidencia de la Cámara de Diputados), el jujeño Ricardo Snopek, el riojano Ricardo Herrera, Ana Aubone y Jorge Chica (de San Juan), Eugenia Alianello (Chubut), Tanya Bertoldi (Neuquén), la mendocina Lilana Paponet, la pampeana Varinia Marín, la puntana Natalia Zabala Chacur, Diego Giuliano (Santa Fe, exminitro de Transporte del equipo massista) y un nutrido contingente bonaerense que incluye a Julio Pereyra, Mónica Litza, Ramiro Gutiérrez, Micaela Morán, Sabrina Selva y Daniel Arroyo (exministro de Desarrollo Social del gobierno de Alberto Fernández) y Marcela Passo.

En todos los casos, los únicos requisitos para poder adherir al Régimen Simple serían que los ingresos facturados en los últimos 12 meses sean menores o iguales al monto equivalente a 360 veces el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Entre las ventajas y fundamentos de la medida un texto circulado entre el grupo que la apoya dice que los contribuyentes podrán sustituir “integrándolas en un solo pago” a determinarse en función de los ingresos brutos facturados por las actividades comprendidas y que se ingresará mensualmente, un porcentaje de la facturación, saldando así sus obligaciones en concepto de Impuesto a las Ganancias e IVA y las correspondientes a aportes personales al Sistema Único de la Seguridad Social.

Además, dice el proyecto, los integrantes de micro y pequeñas empresas no unipersonales adheridas al Régimen Simple sustituirán la obligación de ingresar sus aportes personales, en el caso en que les correspondan, ingresando individualmente una suma adicional a la surgida del cálculo previo.

El tributo también incorpora la posibilidad, “en aras a promover la generación y el fortalecimiento del empleo”, que las micro o pequeñas empresas puedan contratar más personal, sin que ello signifique un incumplimiento para adherir o permanecer en el Régimen Simple, “cuando lo hagan en el marco de un Programa de promoción del trabajo”.

El proyecto, dicen sus autores y promotores, facilita, a través de un mecanismo simplificado, la posibilidad de que los sujetos alcanzados por esta medida, en atención a la envergadura de su actividad, puedan cumplir con sus obligaciones y que, para el caso en que deban modificar su encuadre (pasando al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes o al Régimen general), lo hagan a través de reglas de fácil aplicación y sin que ello implique un impacto negativo en su economía.

Fuente: Infobae

compartir